La mayoría de los hombres y mujeres presentan alguna forma de pérdida inusual de cabello en algún momento de su vida, ya sea de forma transitoria o permanente. Incluso puede afectar a niños.

Ante este hecho existen dos posibles actitudes: la aceptación o el rechazo . Esta última, es la que genera uno de los motivos de consulta más frecuentes debido a la importancia cultural y social que ha adquirido el cabello en nuestra sociedad actual (cabello = belleza, juventud, personalidad, seguridad).


La caída del cabello técnicamente se denomina ALOPECIA. La palabra "alopecia" desciende del término griego "Alopex" que significa "zorro"; lo que le da más sentido aún al famoso dicho popular de que "el zorro pierde el pelo pero no las mañas". Por su parte, la Real Academia Española define la alopecia como: "caída o pérdida patológica del pelo"; una definición más que acertada.

CÓMO Y PORQUÉ

Para entender porqué sucede esto, es importante aprender sobre el crecimiento normal del pelo. El ciclo capilar no está sincronizado en los humanos , es decir que mientras algunos cabellos están cayendo, otros se encuentran creciendo.

"Aproximadamente el 90% crece continuamente. El otro 10% está en fase de reposo que dura de dos a tres meses. Al final de la fase de reposo, el cabello se cae".

En condiciones normales el pelo crece 1 centímetro por mes; en el cuero cabelludo tenemos entre 100 mil y 120 mil folículos que forman cada uno un pelo y normalmente se pierden entre 50 y 100 diariamente . La fase de crecimiento es de duración variable (dependiendo de cada persona, del clima y época del año) y puede durar de 2 a 6 años, es por eso que ciertas personas pueden tener el pelo bien largo mientras que en otras la longitud del pelo tiene cierto límite.

Estructura capilar

Tratando rápidamente los primeros signos visibles de la caída, tendremos más posibilidades de mantener, por más tiempo, nuestro           cabello fuerte y sano

TIPOS

Las alopecias en su conjunto representan más del 8% de las consultas en dermatología. Cuando la caída del cabello, es decir la pérdida de cantidad de pelo se vuelve evidente, ocurre que una mayor cantidad de pelo ha entrado en el período de caída , y esto puede deberse a diferentes factores, que son múltiples, y permiten la clasificación de la alopecia en dos grandes grupos: no cicatriciales y cicatriciales que a su vez pueden ser congénitas (de baja frecuencia, son aquellas en donde no hay cabello desde el nacimiento) o adquiridas.

Las no cicatriciales son las más comunes y pueden mejorar o curarse por medio de tratamientos,

como los productos de la gama Keravit, e incluso algunas se revierten espontáneamente sin necesidad de ser tratadas. En este tipo de alopecias el folículo piloso tiene un comportamiento patológico pero sigue con vida a menos que la alopecia se extienda por períodos muy largos (alopecia común o androgenética).

La calvicie común o androgenética es la más frecuente ya que afecta al 95% de las personas que sufren pérdida de cabello. Las hormonas masculinas (andrógenos) son las responsables de hacer caer el pelo en personas genéticamente predispuestas.

Según varias estadísticas afectaría a alrededor de un 25% de los varones entre los 25 y 35 años, a un 40% de los mayores de 40 años y a un 50% de los mayores de 50 años, aumentando el porcentaje a medida que consideremos grupos de edad más avanzados. Las mujeres podrían verse afectadas en torno al 28%, aunque no existen amplios estudios al respecto. La caída se inicia en la coronilla (vértex) o en la región frontal (popularmente las entradas). Con el paso del tiempo la alopecia se hace progresiva y avanza si no se instaura tempranamente el tratamiento apropiado.

Primera forma de detectar la caída

Keravit® ampollas tratamiento anti-caída con PRO-ANAGEX®, actúa eficaz y directamente en la raíz del pelo y frena la caída en un 90%.

LA ALOPECIA ANDROGENÉTICA

Clasificación según la Escala Norwood

La región frontotemporal presenta pequeñas recesiones (entradas) que tienden a ser simétricas. Comienza una leve pérdida del cabello y la densidad disminuye en la parte frontal. Cuando se inicia un tratamiento en este estado, los resultados suelen ser excelentes.

Si bien la caída del cabello suele ser mínima, este es el primer grado que se considera como calvicie. En el tipo 3V (Vertex) la pérdida se manifiesta también en la zona de la coronilla y suele dilatarse con el paso del tiempo. Los tratamientos en este estado también tienen excelentes resultados.

Claramente es un grado más avanzado de calvicie. Podemos observar que la recesión en la zona frontal y frontotemporal es más pronunciada que en el grado III. La densidad del cabello se reduce notablemente de la misma manera que sucede en la zona de la coronilla. Todavía en este estado los tratamientos pueden dar buenos resultados.

Comienza a desaparece a franja de cabello que separa las zonas de la coronilla y frontotemporal. Ahora parece una calvicie generalizada pero en realidad está profundamente localizada en ambas zonas. Es una calvicie bien avanzada y los tratamientos -no quirúrgicos- pocas veces ayudan.

En el tipo VI con seguridad el puente o franja que separaba ambas zonas ha desaparecido. La calvicie comienza a extenderse de manera lateral y hacia la zona posterior.

El tipo VII es el grado más avanzado de calvicie. El cabello solo existe en la zona de la nuca y en los laterales (arriba de las orejas). En estos grados, no existe ningún tratamiento, droga o loción que pueda ayudar.

 
KERAVIT
caida cuidado cabello · tratamientos -topicos · tratamientos orales · consulta expertos · links ·
© 2011 Laboratorios Serra Pamies
SERRA PAMIES